Cuándo Decidir ir a Terapia

Es habitual hoy en día encontrar a muchos personas que plantean al terapeuta buscar una intervención y resolución rápida a sus problemas, buscando tiempos cortos y abreviados de intervención, continuando en el frenesí del ritmo de vida que vive. No obstante, esto no siempre será compatible con la patología o problema que se quiera resolver.

El vertiginoso ritmo de vida de nuestra sociedad actual, genera como consecuencia este tipo de demandas buscando soluciones rápidas y duras exigencias externas (hacia el profesional) e internas de la persona (debo estar bien ¡ya!) que le pueden llevar a dolorosos cambios, pudiendo generarle toda clase de síntomas como trastornos del sueño, ansiedad, somatizaciones (dolores de cabeza, problemas de piel, problemas digestivos, …), problemas en sus relaciones, baja autoestima, neurosis obsesiva, etc. Habitualmente la persona buscará en un inicio recetas y remedios rápidos poco movilizadores o superficiales, que estarán lejos de generar un cambio, antes de buscar ayuda de un verdadero profesional. De alguna manera no realizando un verdadero cambio, enfrentando sus dificultades.

La terapia Gestalt está indicada para intervenciones tanto de emergencia y crisis, ante el dolor emocional agudo o también cuando el paciente lo demande y necesite tratar un aspecto puntual. El tipo de intervención puede ser breve y se caracteriza por su profundidad, el ritmo y tiempo de cambio lo va a marcar la naturaleza tanto física como psicológica de la persona, dependiendo de la rigidez, el ambiente, las habilidades y la adaptación al cambio. Pues  la persona desean desarrollarse y evolucionar, a menudo  se esfuerza por lograrlo, pero a la vez, retrocede frente al dolor que todo crecimiento personal trae consigo, influyendo aspectos como la pasividad, la comodidad o la evitación.

Las terapias breves serán efectivas para sostener en un momento de crisis y para intervenir en la sintomatología, sin embargo un cambio profundo supondrá posiblemente intervenciones  más prolongadas, donde la persona ponga plena conciencia en su funcionamiento para posteriormente realizar el cambio. Cada individuo decidirá individualmente hasta donde quiere crecer y hasta donde está preparado en ese momento. Pues las circunstancias que este viviendo en ese momento afectarán en este proceso.

Solo es hasta que la persona toma conciencia de su propio conflicto, cuando decide solicitar ayuda profesional. Si crees que este es tu caso, no dudes en contactar conmigo en http://aglaepsicologa.es/contact/

 

 

¿Ya has leido esto?

Comentarios

Comentarios