El estrés y su antídoto

Existen muchos mitos sobre el estrés y sus causas, a menudo creemos que el estrés es la presión por la falta de tiempo, sin embargo este concepto es erróneo. El estrés ha sido necesario para nuestra supervivencia y es vital para realizar ciertas tareas, no obstante existen distintos tipos de estrés y el no poder volver a un estado relajado es lo que va a enfermarnos.

¿Qué es el estrés?

Cuando nuestro cerebro se activa ante una situación de “peligro” y se prepara para huir o atacar, lo hace siempre de la misma manera, independientemente de si el peligro es un león o si estas en la oficina y viene a regañarte el jefe. la reacción será idéntica, así lo explica la investigadora Sonia Lupien.

El estrés se define por tener varias características, sin embargo no es necesario que estén todas ellas, cuantas más características se den, más probabilidades habrá de sufrir estrés, estas son:

  • La novedad.
  • Situaciones impredecibles.
  • Sensación de descontrol.
  • Amenaza para la personalidad.

Cuando sufrimos estrés de una forma continua nuestra respuesta es más reactiva a otros estímulos, es decir somos más susceptibles.

No todo el mundo sufre el estrés de la misma manera. existen diferentes niveles de estrés, hay factores absolutos, que casi no se dan en nuestra vida actualmente, como cuando está en amenaza nuestra vida por ejemplo un incendio. Y existen factores relativos que son más comunes actualmente, como el tráfico, las noticias. El problema es que en nuestro ritmo de vida actual sufrimos respuestas de estrés todo el rato, ya que recibimos amenazas continuas una detrás de otra y no nos permite recuperarnos.

Síntomas

El estrés puede empezar a detectarse cuando presentamos problemas digestivos, dolores abdominales. Luego pasamos a buscar sustancias que nos calmen como el alcohol, chocolate, comida, tabaco, etc. y la fase más aguda sería cuando empieza a afectarnos la memoria, tenemos enfados y acabamos generando una depresión.

Qué podemos hacer

Se ha descubierto que cuando estamos estresados generamos una serie de hormonas, una de ellas nos sirve para regularnos y paliar los síntomas que genera el estrés, como una especie de  antídoto, que es la oxitocina, actúa como un calmante, esta hormona nos relaja y nos ayuda a relacionarnos mejor con los que nos rodean, aumenta nuestra autoconfianza.

Así que todo lo que sea el estar en contacto con los demás va ayudarnos a disminuir el estrés como una buena conversación, la risa, un masaje, las relaciones sexuales, sentir y pensar positivamente, ayudar a los demás, ver una comedia… Nuestra mayor protección es el apoyo social y vivir en calma.

Como dice Kelly McGonigal el estrés puede ser la oportunidad para estar con los de nuestro alrededor y pedir ayuda.

En algunos estudios, según cuenta Sonia Lupien, se ha observado que los hombres se estresan más, sin embargo se recuperan antes y el motivo es su pareja, parece ser que los hombres que están acompañados por su pareja (mujer) ante una situación estresante se recuperan antes. Sin embargo, viceversa no ocurre así, las mujeres no se relajan con su pareja (hombre), pero si están acompañadas por una amiga si lo consiguen. Es decir, tener una mujer amiga cerca o convivir con ella va ejercer un efecto protector ante el estrés.

Si quieres saber más o crees tener estos síntomas puedes contactar conmigo en http://aglaepsicologa.es/classes/psicoterapia-individual/

¿Ya has leido esto?

Comentarios

Comentarios