La Psicoterapia, encuentro con uno mismo

Nuestra sociedad cada vez es más abierta respecto a la decisión de acudir a una psicoterapia, sin embargo aún quedan prejuicios, pues a menudo se asocia con la creencia de tener una patología y estar muy grave.

El hecho, es que dar el paso de iniciar un proceso psicoterapéutico no es fácil, mi experiencia es que la persona previamente lo ha meditado durante un largo periodo de tiempo, a veces meses o incluso años. Solo ante una situación límite o de crisis vital, en la mayoría de los casos es cuando termina acudiendo a psicoterapia. Es cierto que muchas personas acuden por tener alguna dificultad en algún área de su vida o por patología. Pero una gran mayoría, su motivo principal que le impulsa acudir a una psicoterapia es el ser escuchado y su deseo de desarrollarse, crecer y conocerse más.

En la psicoterapia se produce el encuentro con uno mismo, se aumenta el nivel de conciencia del pensar, sentir y hacer, dándose la posibilidad del cambio y de la aceptación de uno mismo. Es un encuentro auténtico e íntimo, que aunque en ocasiones pueda resultar doloroso enfrentar las partes negadas por uno mismo como miedos, tristezas, enfados, etc. Es un camino sincero, de valor y un proceso de aceptación de uno mismo, es el encuentro con nosotros mismos.

Fuente de la imagen: Link

 

¿Ya has leido esto?

Comentarios

Comentarios