Ser Egoísta puede ser sano

Desde pequeños nos han enseñado tanto en casa, como en la sociedad que el egoísmo es  “malo” y debemos ser generosos, ayudar a los demás, pensar en los demás, dar y cuidar a los demás, incluso pensar en los demás antes que uno mismo. Por supuesto son valores positivos y que nos permiten vivir en nuestra sociedad, es verdad que pueden hacernos sentir bien, sin embargo previamente hay que ser algo egoísta, hablo del “egoísmo sano”.

Cuando hablo de egoísmo me refiero al cuidado de uno mismo y a conseguir nuestros objetivos en la vida, a auto realizarnos, es un egoísmo que no daña a los de alrededor. Las personas egoístas tienen sus objetivos claros, saben lo que quieren y lo que es bueno para ellas  mismas, son responsables de sus decisiones, se cuidan físicamente, realizan los viajes que les gusta y profesionalmente suelen tener claros sus objetivos y para alcanzarlos. Todo esto lleva a que las personas “egoístas” se sientan bien consigo mismas, pues no están frustradas y su autoestima se eleva, es a partir de ahí cuando pueden cuidar, dar y pensar en los demás.

El conflicto viene cuando por pensar en la otra persona nos traicionamos a nosotros mismos, esto lo que generará será resentimiento, frustración, sentimiento de ser un incomprendido y por supuesto una no escucha de nosotros mismos. Todo esto provoca emociones como la culpa, enfado y el resentimiento.

Cuando estés ante la indecisión sobre como actuar, se leal a lo que piensas y lo que sientes, escúchate y se sincero contigo mismo, pues sino no será un dar sano, te traicionarás a ti, además de generar una deuda y cierto resentimiento con la otra persona.

Muchas veces nos traicionamos a nosotros mismos por mantener una imagen positiva y rechazar nuestra parte “oscura”, no te dejes llevar por lo que creas que puedan pensar los demás o por lo que digan, es prácticamente imposible complacer a todo el mundo, se responsable de tus decisiones y de tus actos. Acéptate a ti mismo y aprende a amarte, ese será el egoísmo más sano, pues de esta manera podrás aceptar y amar a los demás tal como son.

En la medida que tu te sientas bien y te escuches, podrás ayudar y dar de una manera totalmente libre y sana.

Si quieres saber más y necesitas ayuda me puedes encontrar en http://aglaepsicologa.es/contact/

 

¿Ya has leido esto?

Comentarios

Comentarios